Home / Noticias / Esta joven mujer se opera para parir a su hija. Al día siguiente, muestra una foto de lo que pasó en su cuerpo

Esta joven mujer se opera para parir a su hija. Al día siguiente, muestra una foto de lo que pasó en su cuerpo

Hay un momento que una madre nunca en su vida podrá olvidar: el día en que dio a luz a su bebé. Ya sea de manera natural, con cesárea o en una piscina, es, sin duda alguna, una experiencia difícil de comparar. Para Raquel Maldonado, en cambio, se convirtió en un verdadero problema.

Raquel siempre había planeado tener a su pequeña bebé de manera natural. Y soñaba asiduamente con ese día. Hasta que, a las 32 semanas de embarazo, recibió una amarga noticia: su bebita no estaba en la posición correcta dentro del útero, sino que venía de nalgas.
La única solución al problema era hacer una cesárea. Desesperada, Raquel tuvo un montón de dudas y miedos. Temía las consecuencias en su cuerpo, el no sentirse lo suficientemente valiosa como madre y el perder su “instinto materno”.
En California, donde vive junto a su esposo, llevar a cabo un parto natural de esas características está prohibido, debido a los riesgos que acarrea para el bebé. Así que a Raquel no le quedó otra que acostumbrarse a la idea.

Por ello, buscó información en Internet, contactó a otras madres que hubiesen pasado por lo mismo y comenzó a aprender sobre el tema.
El día del nacimiento de Alexa, Raquel estaba convencida de hacer de esta la mejor experiencia de sus vidas. ¡Y así fue! Según ella misma cuenta, la pequeña nació sana, y ella pudo sostenerla en brazos, ver el video de su nacimiento e, incluso, su esposo pudo cortar el cordón umbilical.

Loading...

seguir leyendo……….

top secret

Nada mal, ¿no? Todos los miedos se desvanecieron en un instante, y Raquel ahora tiene un fuerte mensaje que darle a todas aquellas mujeres que sientan angustia de perder su espíritu materno por tener una cesárea:
“No me siento como si me hubieran robado el nacimiento o menos poderosa. ¡Esta cicatriz prueba que, de hecho, soy una madre fantástica!”

Es por ello que tomó una foto de su cicatriz para mostrarle al mundo lo que significa dar a luz: muchas veces no es exactamente como lo planeamos, puede ser doloroso y largo. Pero lo más importante es que deja una huella, ya sea visible o invisible, en las personas. “No podría estar más orgullosa de esta cicatriz. No podría estar más orgullosa de mí misma.”
Nosotros también estamos orgullosos de ella y felices con la llegada de su pequeña Alexa. ¡Gracias por ser valiente y compartir esta experiencia!

!-- Composite Start -->
Loading...
Close